top of page

DIABETES GESTACIONAL

La Diabetes Gestacional es aquella que se diagnostica por primera vez durante el embarazo.


Puede ocurrir en cualquier momento del embarazo, sin embargo, suele aparecer a partir de la semana 24.


¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA DIABETES?


La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de azúcar en sangre son muy elevados, es decir, el paciente presenta hiperglucemia. Lo que comúnmente se conoce como "tener azúcar".


Nuestro cuerpo, cuando no tiene esta patología, aprovecha el azúcar de la sangre para dar energía a las células. Para ello, la insulina actúa como una llave que deja pasar la glucosa a las células a través de los receptores de insulina (cerrojos).

Metabolismo de la insulina

En el caso de la diabetes gestacional, lo que ocurre en el organismo de las mujeres embarazadas es que esos "cerrojos" (los receptores de insulina) se destruyen o no son funcionales. Por tanto, aunque haya insulina, la glucosa no va a ser capaz de entrar en las células y se quedará en la sangre.

Diabetes gestacional

¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE LA DIABETES GESTACIONAL?


La Diabetes Gestacional puede tener riesgos tanto para la madre como para el bebé:


Riesgos para la madre:

  • Complicaciones en el embarazo: preeclampsia, parto prematuro

  • Complicaciones a largo plazo: mayor probabilidad de tener Diabetes Mellitus tipo 2 en el futuro

Riesgos para el bebé:

  • Complicaciones en el recién nacido: hipoglucemia, ictericia, macrosomía

  • Complicaciones a largo plazo: mayor probabilidad de tener Diabetes Mellitus tipo 2 en el futuro. Problemas de aprendizaje, comportamiento y desarrollo. Aumento de la grasa corporal total durante la infancia.


¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA DIABETES GESTACIONAL?


El tratamiento de la Diabetes Gestacional consiste en controlar el nivel de azúcar en la sangre de la mujer embarazada. Para ello, es imprescindible un tratamiento y seguimiento nutricional. Entonces... ¿Qué puedo comer si tengo Diabetes Gestacional?


En estos casos, es recomendable evitar los azúcares simples y aquellos alimentos con una alta carga glucémica. Sin embargo, lo más importante de todo es fomentar unos hábitos de alimentación y actividad física saludables, que ayuden al adecuado control en el embarazo y se mantengan a lo largo del tiempo tras el parto, para evitar el desarrollo de diabetes, obesidad y problemas cardiovasculares en el futuro.

댓글


bottom of page