top of page

HIDRATACIÓN DURANTE EL EMBARAZO: INFUSIONES, ALCOHOL, CAFEÍNA Y MÁS

El embarazo es un período en el que las mujeres experimentan numerosos cambios en su cuerpo.


Uno de los aspectos fundamentales para el bienestar tanto de la madre como del bebé es mantener una adecuada hidratación, especialmente ahora que se acerca el verano.


La hidratación durante el embarazo es crucial para garantizar el correcto funcionamiento de todos los sistemas corporales, así como para el desarrollo saludable del feto.


Además, es esencial tener en cuenta las bebidas que pueden resultar peligrosas durante esta etapa y es muy importante conocerlas.

¿Puedo tomar infusiones si estoy embarazada? ¿Cuánta cantidad de alcohol es segura durante el embarazo? ¿Puedo tomar café estando embarazada?


Cambios en el cuerpo de la mujer relacionados con el agua


Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer experimenta un aumento en el volumen de sangre, lo que conlleva una mayor demanda de líquidos.


Además, el líquido amniótico que rodea al bebé también se compone en gran medida de agua.


Por lo tanto, es esencial que las mujeres embarazadas mantengan un adecuado equilibrio de fluidos para asegurar un desarrollo saludable del feto y para prevenir complicaciones asociadas a la deshidratación.


Beneficios de una adecuada hidratación


La hidratación adecuada durante el embarazo tiene numerosos beneficios. Ayuda a prevenir el estreñimiento, común durante esta etapa debido a los cambios hormonales y al crecimiento del útero, aliviando así las molestias gastrointestinales.


La hidratación adecuada también contribuye a la regulación de la temperatura corporal, especialmente importante en climas cálidos, durante el verano o durante el ejercicio moderado.


También ayuda a prevenir infecciones del tracto urinario, que son más comunes en mujeres embarazadas.


Bebidas a evitar en el embarazo


1. Infusiones


Sin embargo, no todas las bebidas son adecuadas durante el embarazo. Algunas infusiones y tés herbales pueden contener ingredientes que podrían ser perjudiciales para el desarrollo del feto.


Por ejemplo, el té de hierbas como el de manzanilla o salvia, puede tener efectos uterotónicos, es decir, pueden estimular las contracciones uterinas y, en algunos casos, aumentar el riesgo de aborto espontáneo.


¿Qué infusiones puedo tomar si estoy embarazada? Te dejo, a continuación, una tabla con aquellas infusiones seguras y no seguras en el embarazo.

INFUSIONES PERMITIDAS

INFUSIONES NO PERMITIDAS

Menta (sin poleo)

Poleo y menta poleo

Jengibre

Aloe Vera

Rooibos

Romero (sí como condimento)

Tila

Manzanilla

Mate

Hierbabuena

Té verde

Anís estrellado y luisiana

Té rojo

Ajenjo

Té negro

Eucalipto

Diente de león


2. Alcohol


Otra bebida que debe evitarse por completo durante el embarazo es el alcohol. El consumo de alcohol durante esta etapa puede tener graves consecuencias para el desarrollo del feto. El alcohol atraviesa la placenta y puede interferir con el crecimiento y desarrollo del bebé, lo que aumenta el riesgo de anomalías congénitas, retraso en el desarrollo, problemas de comportamiento y discapacidad intelectual.


El único consumo de alcohol durante el embarazo es el CONSUMO CERO.


3. Cafeína


Además del alcohol y las infusiones que pueden tener efectos adversos, es importante limitar la ingesta de cafeína durante el embarazo. Aunque no es necesario eliminar completamente la cafeína, se recomienda limitar su consumo a alrededor de 200 miligramos al día.


El exceso de cafeína puede aumentar el riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer. Se encuentra en bebidas como el café, el té negro, el té verde, las bebidas energéticas y los refrescos.



En conclusión, la hidratación adecuada durante el embarazo es esencial para el bienestar tanto de la madre como del bebé. Mantener un equilibrio de líquidos adecuado ayuda a prevenir complicaciones y contribuye al desarrollo saludable del feto.


Sin embargo, es importante tener en cuenta las bebidas que no deben consumirse durante el embarazo, como las infusiones que pueden tener efectos adversos y el alcohol, que puede tener consecuencias graves para el desarrollo del feto. Consultar con un profesional de la salud y seguir las recomendaciones adecuadas ayudará a garantizar una hidratación segura y saludable durante esta etapa tan importante de la vida de una mujer.


Carmen Fontalba Sancho

Dietista-Nutricionista especializada en nutrición Materno-Infantil

댓글


bottom of page